Las confabulaciones – Mauricio Olivera
  • VII Confabulaciones

     

    "Se desata una balacera de lado a lado del pasaje donde juegan unos niños. Uno de ellos resulta herido de gravedad y fallece durante el traslado. La Fiscalía se presenta con tardanza, como de costumbre, conocen la ubicación de las casas seguras, irrumpen decomisando todo cuanto se aparece ante sus ojos: la merca, la plata, el metal, las joyas. Con escaso disimulo esconden también entre sus ropas botellas de güisqui y coñac. Trabajan para el Enano Errante quien les pide cuentas a diario, les exige un porcentaje abusivo, el que no paga, ése es sumergido en un caldero con aceite hirviendo, así de rudo. El que sobrevive paga, solo para ser luego ejecutado de manera tan vil, degradante y al mismo tiempo cruel que no es posible revelar sin faltar al decoro más elemental (y los que no sobreviven a la fritura son servidos luego como alimento a la tropa, a modo ejemplificador. Nadie la tiene comprada, mi compadre Tato). [...]"

    pág. 71

     

     

    Reseña

     

    Las confabulaciones de Mauricio Olivera son una misiva-misil que arde como un papel quemado: lo rompe y lo levanta el aire. La confabulación es propia, contrafabulación a los poderes fácticos: la policía internacional no incide en esta obra, se la burla; el espacio de libertad es narco, el bar y los márgenes; se lo llevan con esposas y, mientras, recuerda a su madre y a la Pamela, con quien mutuamente se cargaron a besos. Las confabulaciones traen a la cabeza Los cantos de Maldoror, un “metal” subversivo, las dentelladas del puerto principal.

     

     

    Mauricio Olivera. (Viña del Mar, Chile, 1975). Viaja a Santiago en 1984 para  estudiar la carrera de medicina en la Pontificia Universidad Católica, egresando el año 2003. Luego, trabaja como médico de atención primaria y jefe del Programa de Salud Mental en el consultorio Bellavista de la Florida. En el año 2006 se traslada a la Isla Grande de Chiloé, donde se desempeña como Jefe de la Unidad de Psiquiatría del Hospital San Carlos de Ancud. El 2010 se va a Ciudad Real (España). Desde el 2011 es residente de psiquiatría en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid. Como músico, formó parte del grupo de blues-rock La Pilsen. Actualmente es músico estable en El Regreso del Winnipeg, que es un bar chileno en Madrid. Antes de Las confabulaciones, publicó el libro de poemas Anoxia (2000).

    Las confabulaciones – Mauricio Olivera

    $4.000Precio
    • Terror

      Detalles del libro:

       

      Año: 2011

      Idioma: Español

      Nº páginas: 96

      Formato: Libro en papel

      Medidas: 17,4 x 11 cm

      Encuadernación: Rústica encolada

      Peso: 85 g

      ISBN: 978-956-8940-14-0

      Imagen de la cubierta: Vicente Irarrázabal

    carro (0)‏